MÉXICO SE REINCORPORA A LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DE LA VIÑA Y EL VINO

0 507

El Gobierno de la República a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), fue notificado de su reincorporación a la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), de la cual había estado ausente desde el 2009, lo anterior, durante la Decimocuarta Sesión General del organismo.

El Subsecretario de Agricultura, Jorge Armando Narváez Narváez, en representación del titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, participó además en el “Trigésimo Noveno Congreso Mundial de la Uva y el Vino”, donde se agrupan las principales 47 naciones productoras de vino.

La OIV informó al gobierno de México, a través de la SAGARPA, la resolución de aceptar oficialmente a nuestro país para que regresara a este organismo internacional como integrante activo, gracias al compromiso de sus productores y a la inocuidad y calidad de sus alimentos, los cuales cumplen con las normas reconocidas a nivel internacional.

Narváez Narváez agradeció “a todos los que fueron partícipes directa o indirectamente en las gestiones, para que México retornara a este prestigioso organismo internacional tras estar ausente desde el año 2009”.

Resaltó que la adhesión de México a este organismo internacional coadyuvará a generar políticas públicas que fomenten un sector económico de rápido crecimiento, así como la difusión del vino mexicano.

Destacó que actualmente México ocupa el lugar 29 en el mundo en la producción de uva, con una superficie de viñedos de 29 mil 923 hectáreas.

En 2015, se produjeron casi 368 mil toneladas de uva, de las cuales 63% se destina a su venta para consumo en fresco; 24.4% para la elaboración de vinos y jugos y el resto se deshidrata.

La vid, dijo, es producida en 14 estados de la República, de los cuales, el mayor productor es Sonora con 77.6%, seguido de Zacatecas con 12 por ciento.

En cuanto a uva industrial, la superficie sembrada es de siete mil 296 hectáreas, de las cuales, el 90 por ciento de la producción se destina a la elaboración de vino, principalmente en los estados del norte y centro del país, Baja California, Coahuila y Querétaro, explicó.

Afirmó que la calidad del vino mexicano ha sido galardonada en diversos concursos alrededor del mundo, acumulando múltiples medallas internacionales en competencias de prestigio, entre ellas, el “San Francisco International Wine Competition”, el “Concurso Mundial de Bruselas” y el “Chardonnay-du-Monde”.

Refirió que “con un consumo anual de 144 millones de botellas, México es un mercado atractivo para los productores de vino, además del aumento en sus tasas anuales de consumo, que son del 8 por ciento, lo que refleja el gran potencial de desarrollo que tiene la vitivinicultura en nuestro país”.

Pertenecer a la OIV, afirmó el funcionario federal, fortalece el objetivo de México de promover el cultivo de la vid con los estándares más altos de calidad, mejorar el abastecimiento de materias primas para las bodegas e incrementar las exportaciones tanto de la vid como del vino.

El Subsecretario de Agricultura, exhortó finalmente a los representantes de la OIV a construir en conjunto un sector vitivinícola mundial que garantice la seguridad productiva de manera sostenible, con un alto crecimiento, rentable, con sentido medioambiental y social.

Al encuentro asistieron por México, el presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV), Daniel Milmo Brittingham; el director general del CMV, Gabriel Padilla Maya, y el presidente de la Comisión de Vinos del CMV, Alberto Curis García, entre otros.

 

 

Artículos similares

0 109