comercio exterior

Gustavo de Hoyos Walther, Presidente Nacional de Coparmex calificó como una oportunidad histórica para alcanzar acuerdos e impulsar cambios en Norteamérica, una vez que concluyó primera ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“La primera ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte abrió una oportunidad histórica para lograr acuerdos e impulsar cambios que nos ayuden a construir una Norteamérica más próspera, donde se generen más inversiones y empleos en los tres países socios”, señaló.

Durante su mensaje semanal, De Hoyos Walther señaló que los empresarios de COPARMEX reconocen el desempeño de la delegación mexicana para buscar acuerdos favorables para nuestro país.

“El trabajo coordinado de funcionarios públicos de carrera, legisladores, líderes empresariales y expertos, está rindiendo sus primeros frutos, confiamos que en las rondas que se realizarán en septiembre en México, y en octubre en Canadá y Estados Unidos, así como el trabajo técnico y consultas continuas entre cada ronda, permitan avanzar en la elaboración de textos de negociación que serán llevados a la discusión con los representantes de los Estados Unidos de América y Canadá”, agregó.

A través del mensaje semanal “La Señal Coparmex”, el líder patronal consideró que para México, la modernización del TLCAN abre una ventana de oportunidad para mejorar la competitividad, lo que necesariamente pasa por el fortalecimiento del estado de derecho, y especialmente, por el combate a fondo de la corrupción y la impunidad.

“La OCDE ha advertido en su estudio La Integridad en México, que si ese fenómeno no se atiende con eficacia, será imposible resolver muchos de los otros problemas relevantes que enfrenta el país, como la desigualdad persistente, y asuntos graves de seguridad regional, entre otros”, señaló.

En el marco de la modernización del TLCAN, dijo, debemos reconocer que la corrupción es un problema complejo que se manifiesta en los tres países, pero que debido a su severidad, en México demanda acciones urgentes y visión de profundidad, para disminuir su recurrencia en las transacciones en los sectores público y privado.

“Es preciso reconocer que los niveles de percepción de la corrupción en México son alarmantes. En el 2016 se deterioró la posición comparativa de México en el mundo, al caer al sitio 123 de 176 países en la medición de Transparencia Internacional, en comparación con el lugar el lugar 103 de 175 países que se tenía en el año 2014”, agregó el presidente de Coparmex.

Gustavo de Hoyos señaló que como parte de la delegación mexicana en las rondas de negociación del TLCAN, los empresarios de COPARMEX aportarán su experiencia ante instituciones nacionales e internacionales para combatir la corrupción, y hacer propuestas que incidan en el documento final.

“Aprovecharemos las recomendaciones de organismos internacionales en los que participamos permanentemente, como el BIAC -brazo empresarial de la OCDE-, donde participamos en el Comité Anticorrupción, así como con en la Organización de Estados Americanos (OEA), a través del Mecanismo de Seguimiento de la Convención Anticorrupción.

0 294

Unidad más profunda, vital para el crecimiento de la región

Una mayor integración económica entre los países de América Latina y el Caribe hará más competitiva a la región en los mercados internacionales e impulsará el crecimiento a largo plazo, según un nuevo informe del Banco Mundial.

Mejores vecinos: Hacia una renovación de la integración económica en América Latina señala que una renovada estrategia de integración que aproveche las complementariedades entre la integración económica a nivel global y regional contribuirá a un crecimiento con estabilidad. Esto es algo particularmente relevante para una región que en 2017 está dejando atrás dos años de recesión.

“En el mundo de hoy, la integración económica regional ofrece una vía para reactivar el crecimiento económico necesario para disminuir la pobreza y promover la prosperidad compartida. Una integración intrarregional más robusta nos volverá más competitivos en el escenario mundial. La integración efectiva demandará inversiones en infraestructura, conectividad y logística, lo que brindará un impulso adicional al crecimiento económico”, dijo Jorge Familiar, Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

La región ha buscado integrarse desde la década de los años sesenta, intensificando sus esfuerzos en esa dirección desde mediados de los años noventa. Aun así, las exportaciones intrarregionales en América Latina siguen siendo 20% de las exportaciones totales, muy por debajo de 60% y 50% que las exportaciones intrarregionales representan para la Unión Europea y Asia Oriental-Pacífico, respectivamente.