Coparmex

0 307

El Presidente de la República anunció diversos cambios en el Gobierno Federal, entre los que destaca el nombramiento de un nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sobre el particular, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) hace un recuento de algunos de las asignaturas pendientes donde la referida dependencia tiene un papel determinante:

1. Crear un Consejo Fiscal Independiente que dote a la política fiscal de una visión de largo plazo y controles institucionales, un compromiso institucional tal y como ya existe en más de 40 países y se ha recomendado a México por organismos internacionales.

2. Impulsar una verdadera Reforma Fiscal que amplíe la base de contribuyentes, facilite la determinación y el pago de contribuciones. Con ello, se harían coincidir la necesidad de fortalecer las finanzas nacionales y mejorar el clima de negocios. La propuesta de reforma, debería de contener, entre otros los siguientes elementos:

a. La reducción de manera gradual la tasa corporativa del Impuesto Sobre la Renta, que actualmente es de 30%, para situarla a niveles equiparables a los de la OCDE, donde la tasa promedio es de 24.66% en 2016.

b. El acreditamiento de la retención del 10% de ISR a los dividendos.

c. La deducción inmediata de inversiones para todos los sectores, con mejores mecanismos para tal propósito.

d. La deducción al 100% de las prestaciones laborales entregadas por las empresas a sus los trabajadores, al igual que las aportaciones efectuadas por las mismas, para la creación e incremento de reservas para fondos de pensiones o jubilaciones del personal, complementarios de los previstos en los sistemas de seguridad social.

e. Ampliación del Decreto de Repatriación de Capitales, que concluyó en octubre y permitió el regreso de 384 mil 712 millones de pesos, generando recientemente, la recaudación por 20 mil millones por concepto de ISR.

3. Diseñar e implementar en el corto plazo, una estrategia integral que permita mantener la competitividad fiscal de México, ante la inminencia de la modificación de la política fiscal en los Estados Unidos de América.

La Coparmex sostiene que en este sexenio sí hay tiempo para avanzar en los temas de la agenda nacional, lo cual es una responsabilidad compartida de los Poderes Ejecutivo y Legislativo Federal. Esperamos la disposición del nuevo Secretario de Hacienda para ello.

0 293

Gustavo de Hoyos Walther, Presidente Nacional de Coparmex calificó como una oportunidad histórica para alcanzar acuerdos e impulsar cambios en Norteamérica, una vez que concluyó primera ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“La primera ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte abrió una oportunidad histórica para lograr acuerdos e impulsar cambios que nos ayuden a construir una Norteamérica más próspera, donde se generen más inversiones y empleos en los tres países socios”, señaló.

Durante su mensaje semanal, De Hoyos Walther señaló que los empresarios de COPARMEX reconocen el desempeño de la delegación mexicana para buscar acuerdos favorables para nuestro país.

“El trabajo coordinado de funcionarios públicos de carrera, legisladores, líderes empresariales y expertos, está rindiendo sus primeros frutos, confiamos que en las rondas que se realizarán en septiembre en México, y en octubre en Canadá y Estados Unidos, así como el trabajo técnico y consultas continuas entre cada ronda, permitan avanzar en la elaboración de textos de negociación que serán llevados a la discusión con los representantes de los Estados Unidos de América y Canadá”, agregó.

A través del mensaje semanal “La Señal Coparmex”, el líder patronal consideró que para México, la modernización del TLCAN abre una ventana de oportunidad para mejorar la competitividad, lo que necesariamente pasa por el fortalecimiento del estado de derecho, y especialmente, por el combate a fondo de la corrupción y la impunidad.

“La OCDE ha advertido en su estudio La Integridad en México, que si ese fenómeno no se atiende con eficacia, será imposible resolver muchos de los otros problemas relevantes que enfrenta el país, como la desigualdad persistente, y asuntos graves de seguridad regional, entre otros”, señaló.

En el marco de la modernización del TLCAN, dijo, debemos reconocer que la corrupción es un problema complejo que se manifiesta en los tres países, pero que debido a su severidad, en México demanda acciones urgentes y visión de profundidad, para disminuir su recurrencia en las transacciones en los sectores público y privado.

“Es preciso reconocer que los niveles de percepción de la corrupción en México son alarmantes. En el 2016 se deterioró la posición comparativa de México en el mundo, al caer al sitio 123 de 176 países en la medición de Transparencia Internacional, en comparación con el lugar el lugar 103 de 175 países que se tenía en el año 2014”, agregó el presidente de Coparmex.

Gustavo de Hoyos señaló que como parte de la delegación mexicana en las rondas de negociación del TLCAN, los empresarios de COPARMEX aportarán su experiencia ante instituciones nacionales e internacionales para combatir la corrupción, y hacer propuestas que incidan en el documento final.

“Aprovecharemos las recomendaciones de organismos internacionales en los que participamos permanentemente, como el BIAC -brazo empresarial de la OCDE-, donde participamos en el Comité Anticorrupción, así como con en la Organización de Estados Americanos (OEA), a través del Mecanismo de Seguimiento de la Convención Anticorrupción.

Mensaje de Gustavo Hoyos Walter, Presidente Nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) durante la presentación del Centro de Mejores Prácticas de la COPARMEX. (1 de marzo de 2017)

Muchas gracias por su presencia en esta ceremonia de inauguración del Centro de Mejores Prácticas de COPARMEX, una valiosa iniciativa de la Comisión Nacional de Negocios y Financiamiento de nuestra Confederación, y a quien felicitamos por este esfuerzo, en especial a su presidente, Raúl Villarreal.

Agradecemos desde luego también y apreciamos en todo lo que vale y el simbolismo que en ello representa la hospitalidad de la Bolsa Mexicana de Valores, en la persona de su director general, Lic. José Oriol Bosch para hacer posible esta presentación. Muchas Gracias por recibirnos en esta tu casa, Gracias a todos por acompañarnos en este importante evento de la COPARMEX.

Igualmente expreso nuestro reconocimiento a los panelistas y expertos que compartirán con nosotros sus conocimientos en materia de gobierno corporativo y en sus propuestas para institucionalizar a las empresas mexicanas mediante algunas de las mejores prácticas que permitan dar valor y mejorar la rentabilidad de los negocios.

En COPARMEX estamos convencidos de la gran responsabilidad que tenemos con México para contribuir al establecimiento de condiciones para la prosperidad y propiciar las condiciones para que las empresas sobrevivan y puedan crecer de manera segura y responsable.

Déjenme enfatizar en cuatro reflexiones desde la óptica de la confederación.

1º La supervivencia de las empresas

De acuerdo con datos del Instituto de Estadística y Geografía, el INEGI, en México siete de cada 10 empresas desaparecen antes de cumplir cinco años y por otra parte, estimaciones publicadas en la prensa, indican que el tiempo de vida promedio de la empresa mexicana es de apenas 7.7 años.

Estamos convencidos de que la mejor manera que tienen las empresas para sobrevivir es la aplicación de las mejores prácticas corporativas, por ello hoy vamos a hablar de la necesidad de institucionalizar las organizaciones, procurando modelos de negocio que sean seguros y que sean eficientes.

2º Contribución de las empresas a la economía

Las empresas mexicanas contribuyen con más del 70% del Producto Interno Bruto, por lo tanto, si hay más empresas, el producto nacional será mayor, logrando beneficios de carácter macroeconómicos y sociales de gran beneficio alcance para todo el país.

Como organismo empresarial intermedio, en COPARMEX estamos conscientes de nuestra responsabilidad de acercar a los empresarios las metodologías, el entrenamiento práctico y de naturaleza ejecutiva, así como ejemplos de casos de éxito y consejeros que faciliten incrementar su nivel de sobrevivencia, de crecimiento y desde luego de productividad.

3º La confianza

En esta coyuntura en la que enfrentamos desafíos en nuestro sector externo que eran impensables apenas hace algunos unos meses –como los cambios en la relación bilateral con Estados Unidos, que es como sabemos nuestro principal socio comercial–, es muy importante que en las empresas mexicanas elevemos el nivel de confianza, principalmente de los compradores a nivel mundial, de los accionistas, de los inversionistas, acreedores y empleados, ofreciéndoles seguridad, certidumbre jurídica y modelos de negocios con base en estándares internacionales.

4º Crecimiento empresarial

De acuerdo con datos del INEGI alrededor del 97.6% de las empresas mexicanas son micro y medianas y contribuyen algo así como el 23% del PIB. Ello nos da idea de la importancia de promover que estos establecimientos apliquen metodologías de planeación estratégica y control interno que les permitan incrementar de manera segura el volumen de sus operaciones y logren escalar su tamaño para engrosar las filas de las empresas medianas y en su momento las grandes empresas, manteniendo niveles sostenidos y sustentables de productividad, con disciplina y responsabilidad en el manejo financiero de sus negocios.

Por supuesto que necesitamos elevar el número de grandes empresas, las cuales lamentablemente hoy no superan ni el 3% del total pero que contribuyen con cerca del 50% del PIB.

 

Muchas empresas mexicanas iniciaron su historia de éxito como pequeñas empresas supieron combinar las fortalezas de las empresas familiares donde los miembros se apoyan en todos los ámbitos y los acuerdos se hacen a la palabra, con un alto nivel de confianza y solidaridad, con su capacidad para conformar gobiernos corporativos que permitieron institucionalizar las decisiones de negocios y profesionalizar la dirección, hasta llegar a ser hoy en día grandes empresas multinacionales.

Estimados amigos:

Para la COPARMEX, impulsar una transformación de las pequeñas y medianas empresas, es una prioridad estratégica, ya que éstas son el mejor vehículo para distribuir la riqueza, fortalecer el mercado interno y la economía en su conjunto, así como para elevar la competitividad del país en su conjunto y por ello se requieren cada vez mejores prácticas para favorecer su desarrollo.

Oficialmente, iniciamos con el Capítulo Ciudad de México, liderado por un gran empresario y nuestro querido amigo Jesús Padilla Zenteno, Presidente del Centro Empresarial COPARMEX de esta Ciudad de México.

Te felicito Jesús a todo tu Consejo por esta extraordinaria iniciativa y por iniciar lo que esperamos sea una ruta que pueda avanzar a todo lo largo y a lo ancho del país a través de nuestros Centros Empresariales.

Felicito también nuevamente a la Comisión Nacional de Negocios y Financiamiento Coparmex por la inauguración de este Centro de Mejores Prácticas que trabajará con escala nacional como lo refería hace un momento a través de capítulos regionales.

Los invito finalmente a todos a trabajar juntos en esta iniciativa de gran alcance nacional, para incrementar el nivel de impacto y la profesionalización e institucionalización de las grandes empresas mexicanas.

Muchas gracias.

El Presidente de la COPARMEX Ciudad de México, Jesús Padilla Zenteno, se congratuló a nombre de los agremiados por el nacimiento de la nueva Constitución de la capital y consideró que la definición de este marco jurídico será el primer paso de un largo camino para construir la ciudad que queremos.

Más allá de los claroscuros del cuerpo de leyes que regirá el destino de la ciudad, Padilla Zenteno subrayó la relevancia de contar con una andamiaje legal que ofrecerá certeza jurídica no sólo a los habitantes de la capital sino también a quienes ven en ella un destino de inversión.

Tras recordar que la Ciudad de México suele ser impulsora de cambios y generadora de tendencias para todo el país, Jesús Padilla consideró que la inclusión de temas como el retiro del fuero, la revocación de mandato, la autonomía presupuestal de alcaldías, el Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva y la creación de Zonas Especiales de Comercio Popular, sentarán precedente de estabilidad jurídica y podría impulsar que otros estados de la república adopten este tipo de prácticas para combatir la corrupción, la mala planeación urbana o bien, avanzar en la incorporación de la informalidad a la formalidad.
Para alcanzar la ciudad que queremos, explicó el representante de los empresarios, era indispensable que existiera un andamiaje jurídico adecuado, un respaldo legal que ofrezca certidumbre a quienes vivimos en la capital; hoy ya lo tenemos, manifestó
“En COPARMEX demandábamos que la Constitución de la capital fuera un proyecto de largo plazo, que sentará las bases de un estado atrayente de inversiones, de un estado respetuoso de los derechos sociales, un estado que ofreciera oportunidades de desarrollo para todos, un estado inclusivo y equitativo y creemos que se alcanzó esa aspiración”, insistió el Presidente de COPARMEX-CDMX.

Se rescataron aspectos positivos para la Ciudad que no contenía el primer proyecto, como el Articulo 13 “Ciudad Educadora y del Conocimiento”, donde se establece que las autoridades educativas de la Ciudad de México impartirán educación en todos los niveles académicos.

Finalmente, subrayó la relevancia histórica del Jefe de Gobierno y de los Constituyentes, por haber aceptado el reto de integrar un nuevo esquema de leyes para la capital y a nombre de los empresarios de COPARMEX manifestó la intención de acompañar el proceso hasta el último momento para vigilar que estás leyes sirvan de soporte para impulsar mejores condiciones de vida para los habitantes de la Ciudad de México.

La Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), la Cámara de Comercio Ciudad de México (CANACO), la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (CANACOPE), la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda Valle de México (CANADEVI), la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), la Confederación Patronal de la República Mexicana Ciudad de México (COPARMEX) y la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios y Departamentales (ANTAD),organizaciones empresariales líderes de diversos sectores económicos de la Ciudad de México, expresan su total apoyo a las empresas afectadas por los recientes hechos de violencia, vandalismo, saqueo y bloqueos que se han presentado en todo el país, y que han dañado al comercio, tiendas, turismo, restaurantes, estaciones de servicio y la libre circulación de los insumos y productos de la industria.

En ese sentido, reafirmamos las exigencias expresadas por los organismos empresariales en distintas comunicaciones, especialmente las siguientes:

* Es clara la insuficiencia de las fuerzas policíacas estatales y municipales para asegurar el estado de derecho y la seguridad de nuestro personal, clientela y tiendas.

* Demandamos la presencia de las Fuerzas Federales en las principales ciudades afectadas.

* Es prioritario que todas las fuerzas que brindan protección a la sociedad tengan instrucciones claras de acciones más enérgicas para detener los actos de saqueos y robos, otorgándoles un marco jurídico correcto que facilite su actuación.

* Se pide la intervención activa de la división de policía cibernética de la Policía Federal para realizar las investigaciones detrás de las masivas convocatorias a robos y saqueos que se están haciendo por diferentes redes sociales y que en muchas de ellas es clara una fuerte inversión económica y uso de especialistas en la materia, solicitando la cooperación de las grandes compañías de redes sociales para este fin.

* Es necesario se instrumenten procesos judiciales más ágiles para este tipo de situaciones ya que nos está siendo imposible poder atender e incluso trasladarnos a los ministerios públicos de todo el país para la ratificación de hechos, lo que está dando lugar a que criminales detenidos en flagrancia salgan libres en menos de 24 horas.

* Se advierte que el desabasto en diversas zonas del país está llegando a niveles preocupantes debido a los saqueos y bloqueos carreteros por lo que en breve la crisis podría también afectar a los bienes básicos de consumo, lo que sólo aumentaría el descontento, los movimientos sociales y la violencia. Es necesario garantizar el libre paso en carreteras y puertos estratégicos.

* Los bloqueos en las principales carreteras y vías de transporte han generado problema para la llegada de trabajadores a sus lugares de trabajo, así como de insumos a las líneas de producción, provocando paros técnicos y pérdidas a la industria.

* Los bloqueos en principales puertos de entrada y salida de mercancías del país han ocasionado pérdidas en costos logísticos, de almacenaje y penalización de tiempos de entrega, y dañan la imagen para futuras inversiones en el país.

* Estas noticias configuran una caótica imagen de nuestro país, con una falta total de un Estado de Derecho en ciertas entidades federativas, que está mermando seriamente la viabilidad de nuestros negocios, provoca la pérdida de empleos y limita la generación económica que pueden dar lugar a cierres definitivos de centros de trabajo, como ya ha sucedido en ocasiones anteriores donde se presentan este tipo de delitos.

* La falta de Estado de Derecho inhibe la inversión extranjera y el turismo, importantes motores de crecimiento.

Hacemos un llamado urgente a las autoridades de los tres órdenes de gobierno para atender esta situación de manera prioritaria.

TIENDAS SAQUEADAS POR ESTADO

ESTADO TIENDAS %
ESTADO DE MÉXICO 170 40%
VERACRUZ 80 19%
CHIAPAS 60 14%
HIDALGO 59 14%
PUEBLA 21 5%
CIUDAD DE MÉXICO 14 3%
QUERÉTARO 11 3%
NUEVO LEÓN 8 2%
TOTAL 423 100%

*Cifras hasta las 7:12 pm del viernes 6 de enero.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) condena los actos de vandalismo oportunistas perpetrados por grupos que están usando como pretexto el incremento del precio de las gasolinas para intentar desestabilizar el orden social y vulnerar el Estado de Derecho.

En Coparmex estamos seguros que hoy más que nunca debe privilegiarse la libertad de expresión e incluso de asociación para manifestarse, sin embargo de ninguna manera debe permitirse que en un clima de respeto a las libertades se permitan brotes de violencia de grupos delictivos o vándalos de ocasión.

Exigimos a las autoridades que garanticen la seguridad para que las tiendas de autoservicio, los bancos, las grandes empresas y, sobretodo, las pequeñas unidades de negocio puedan operar sin miedo a ser atracadas o violentadas.

Reiteramos el llamado al Gobierno de la República a dar muestras de sensibilidad política y diálogo con la sociedad para no sugerir resignación, sino proponer medidas concretas para atender el descontento social y un compromiso real traducido en acciones que  fortalezcan la economía de las familias del país.

La Coparmex señala que el aumento de los precios de los combustibles dado a conocer por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, vigentes a partir del 1 de enero de 2017, es desproporcionado y atenta directamente contra la economía del consumidor final.

  • Si bien, en la COPARMEX siempre hemos impulsado la libre competencia y nos hemos mantenido aportando propuestas para la implementación de la Reforma Energética, que establece un mercado abierto donde más jugadores participan, de ninguna manera estamos de acuerdo en que el usuario final resulte el más afectado con el incremento de precios de los combustibles.
  • El mercado de precios abiertos es adecuado porque permite que la participación de más actores fije el precio final de acuerdo a la libre competencia, sin embargo en México, el componente de impuestos que tienen los precios de gasolinas y diésel es muy elevado, más del 40 por ciento.
  • En la determinación de los nuevos precios, nos parece desproporcionado que el gobierno le traslade toda la carga al consumidor final y que no haya voluntad para revisar esquemas de reducción de cargas fiscales.
  • Por ello hacemos un llamado al Congreso de la Unión para la revisión y ajustes pertinentes a la Ley del IEPS, para aminorar las afectaciones y evitar su impacto directo a la economía de los consumidores finales.
  • Coparmex insiste en la revisión de los porcentajes considerados en la fórmula para la determinación de los precios, demandando ajustes a la baja en los impuestos respectivos.
  • Tenemos una gran preocupación por el impacto inflacionario que pueda generarse con los aumentos en los combustibles.
  • Entendemos que manejar subsidios a las gasolinas como hasta ahora se ha hecho es inviable y regresivo, además tampoco Pemex puede seguir absorbiendo las pérdidas por las transacciones de compra-venta de gasolina sobre todo la importada, que ascienden a más de 50 mmdp anuales.
  • Es evidente que Pemex ya no cuenta con la capacidad técnica ni financiera para mantenerse como el proveedor único de los combustibles por lo que hay que hacer una transición rápida y efectiva para evitar que las pérdidas acumuladas de la empresa productiva del Estado la lleven a una situación insostenible.
  • Es preocupante el incremento de las importaciones de gasolinas y diesel en los últimos años, hoy en día, estas importaciones llegar a ser por encima del 60% del consumo nacional, lo anterior debido a la limitada e ineficiente infraestructura de Refinación con la que contamos, que año con año disminuye y hoy opera por debajo del 60% de su capacidad, debido a su obsolescencia y falta de mantenimiento o reconfiguración.
  • Si logramos incrementar su eficiencia arriba del 90% (promedio de las refinerías del Golfo en los Estados Unidos), dejaríamos de importar petrolíferos equivales a $500 mdd mensuales, que al año representarían ahorros por $6,000 mdd, aprox. $126,000 mdp, reduciendo la salida de divisas y generando más empleo y derrama económica en el país.
  • Debemos tener una visión de mediano y largo plazo para transitar hacia un modelo energético más eficiente, productivo y competitivo, dejando atrás el modelo obsoleto que ha generado sobre costos por las ineficiencias.
  • Es urgente acelerar la actualización de la infraestructura de refinación; así como la rápida apertura al sector privado para almacenamiento y transporte de gasolinas y diesel, y empezar a producir lo que actualmente se importa, y transportarlo a costos más competitivos; es paradójico que somos un importante país productor de crudo con una alta dependencia externa por la importación de gasolinas.
  • El reto es enorme pero inaplazable ya que de no enfrentarlo, los costos futuros serán mayores y más drásticos.

 

0 696

El presidente de Coparmex-CDMX, Jesús Padilla Zenteno, alertó sobre el grave riesgo que implica para la ciudad no contar con una planeación de largo plazo para resolver los problemas de desabasto y baja calidad del agua.

Padilla Zenteno consideró que la Ciudad se encuentra en un parteaguas, un “terremoto ambiental” y de no definir una ruta de largo plazo con soluciones de fondo, el tema del agua se convertirá en un problema grave como ocurrió con el tema de la movilidad.

“Llevamos 30 años discutiendo el tema de la movilidad hasta que nos alcanzó y hoy es un problema que se traduce en menor competitividad, menor calidad de vida, enormes costos para la capital; con el tema del agua ocurrirá igual o peor si no cambiamos la forma en que se administra el agua de la Ciudad, si no hacemos un modelo de planeación de largo plazo y se le empieza a dar su propio valor” afirmó el presidente del organismo empresarial local.

Lamentó que el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017 planteé un recorte de 679 millones de pesos al presupuesto destinado a agua y drenaje de la capital.
El líder empresarial recordó que la competitividad está fuertemente ligada a los servicios de agua, que deben ser suficientes, regulares y de calidad, para convertirse en un factor capaz de atraer nuevas inversiones.

A nombre del sector empresarial instó a los legisladores locales a defender y buscar mayor presupuesto para garantizar los proyectos de renovación y mejora en la distribución de agua, tras subrayar la urgencia de construir un proyecto de largo plazo que garantice el abasto del líquido para las siguientes décadas.

“Sabemos que más de la mitad del agua de la ciudad se pierde en fugas y cuando llueve nos sobra agua, entonces tenemos que hacer una inversión de fondo a nivel subsuelo”, expresó Padilla Zenteno, tras recordar que uno de los grandes problemas que enfrenta la inversión en alcantarillado, drenaje e infraestructura hídrica son las elevadas inversiones y la falta de visibilidad.

Jesús Padilla insistió en que al no ser proyectos de infraestructura notorios para la ciudad no generan ganancia electoral, sin embargo son inversiones indispensables para que la metrópoli funcione de forma correcta y logre trascender el esquema de ciudad emergente.

El presidente de Coparmex-CDMX consideró necesario trazar una nueva visión de tratamiento para los problemas de la ciudad, a fin de garantizar el abasto de líquido para la población fija y para la población flotante, que estudia y trabaja en la capital de la República.

Así pues, consideró indispensable que se otorgue al agua el valor que tiene y los consumidores paguen el verdadero costo, reduciendo el tema de subsidios para darles su justo valor y eso implica una nueva política de intervención.

Jesús Padilla insistió en que una nueva forma de administración del agua abrirá espacio para que quienes tengan capacidad de invertir puedan darle sustentabilidad al abasto de agua, sin que ello implique mayores costos para la población menos favorecida.
En este sentido, recordó que actualmente en la Ciudad de México los sectores más vulnerables son quienes asumen los mayores costos por el mal servicio de agua, el desabasto y la baja calidad, pues en colonias de las periferias, el abasto suele hacerse a través de pipas de agua y garrafones a causa de la mala distribución del vital líquido.

0 389

Postura de la Coparmex respecto a la resolución de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que avala la no deducibilidad plena de las prestaciones laborales. 

En México, el alto costo de mantener el empleo formal es una de las principales causas que obstaculizan la creación y el crecimiento de las empresas; incluso es un factor que muchas veces las orillas a la informalidad.

El reto como país es lograr que las empresas formales crezcan y se multipliquen, para que sean opciones de trabajo y de desarrollo. Además, que quienes consideran crear algún negocio, no opten nunca por la informalidad.

De acuerdo con cifras del INEGI, al cierre del segundo trimestre de este año en México hay 51.4 millones de personas ocupadas. Sin embargo, y de acuerdo con los datos del CONEVAL, casi la mitad de ellos nunca ha cotizado en una institución de seguridad social.

Por otra parte, y tomando datos de agosto de 2016, solamente cerca de 18.4 millones de personas tienen un empleo formal registrado ante el IMSS, con prestaciones debidamente acreditadas.

Los empresarios queremos crear empresas productivas, innovadoras, competitivas, que permitan generar más empleos de calidad y mejorar el nivel de vida de los trabajadores y de sus familias.

Es necesario romper el círculo vicioso en el que se encuentran millones de empresas informales, que emplean a pocos trabajadores con baja capacitación, que se desempeñan en actividades poco productivas y de bajo valor agregado.

Sin embargo el debate actual, marcado por las dificultades de la economía global y el lento crecimiento, es que resulta cada vez es más difícil preservar las prestaciones de los trabajadores en la formalidad.

Por ello, los empresarios de Coparmex queremos abordar el tema de la resolución de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que avala la no deducibilidad plena de las prestaciones laborales para asegurarnos que en este debate prevalezca el beneficio de los trabajadores y al empleo.

Proponemos centrar la discusión en la importancia que el sistema fiscal promueva las prestaciones, por ser éstas un vehículo idóneo de bienestar social. Por lo tanto, debe de regresar la deducibilidad plena de las prestaciones en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Para lograrlo emprenderemos en la Coparmex las siguientes acciones:

1). Solicitaremos que sea el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación quien estudie la constitucionalidad de los artículos de la Ley del Impuesto sobre la Renta que están vigentes a partir del 1 de enero de 2014, que limitan la deducción de los pagos realizados a los trabajadores, por concepto de prestaciones que constituyen ingresos exentos para ellos.

Es necesario que la Segunda Sala de la Suprema Corte difiera la resolución de los juicios de amparo en esta materia, para que sean todos los ministros y no solamente cinco de ellos los que resuelvan este importante tema. Creemos que este asunto de la deducibilidad de las prestaciones debe ser resuelto con la profundidad que demanda el interés de los trabajadores.

2). Iniciaremos un diálogo con los representantes del Poder Legislativo, para que en el análisis y la discusión de la Ley del Impuesto sobre la Renta, se apruebe la deducibilidad plena de las prestaciones de ley que otorgan las empresas a sus trabajadores.

3). Promoveremos que los líderes de los sindicatos de trabajadores se sumen a esta petición y se privilegien por tanto las prestaciones de sus representados, ciertamente muchas empresas dejarán de ofrecer nuevas prestaciones o limitaran las mismas en las nuevas contrataciones sino logramos su plena deducibilidad.

A pesar de que las modificaciones a la Ley del Impuesto sobre la Renta que limita la deducibilidad entraron en vigor a partir del 1 de enero de 2014, han significado para los empleadores formales del país un aumento en el costo de la nómina que oscila entre el 5 y el 8 por ciento, los empresarios no hemos dejado de otorgar estas prestaciones.

No es posible que en México existan trabajadores y funcionarios del sector público que gozan de la exención de facto en el pago del Impuesto Sobre la Renta, así como de seguros médicos privados y otras prestaciones como planes benévolos de retiro, mientras que se aplican restricciones fiscales que afectan la calidad de vida de millones de trabajadores en las empresas formales que sostienen la recaudación.

El afán de recaudar 20 mil millones de pesos al año que se obtienen por el fisco al limitar las prestaciones de 2014 y que ahora estaría convalidando la Suprema Corte no puede ser más importante que la grave amenaza a la vigencia y la continuidad de las prestaciones de millones de trabajadores, entre ellas las prestaciones como el aguinaldo, las horas extras, las primas vacacionales y dominicales, o las aportaciones adicionales para el incremento de los fondos de pensiones y de jubilaciones. Dicho de otra manera si el gobierno necesita más ingresos comencemos por recortar los privilegios que tienen algunos trabajadores del estado y sus organismos, así como muchos altos funcionarios públicos, particularmente los que tienen mayores ingresos.

En México no podemos tener trabajadores de primera ni de segunda, lo decimos con plena convicción toda prestación legítima que otorgan las empresas generan bienestar y las leyes deben incentivarlas, si la prestación es real debe de ser deducible para las empresas, es inmoral y falta a los valores republicanos básicos crear a través de la Ley castas privilegiadas hoy en el Gobierno.

Más y mejores empleos con prestaciones, que provean más empresas productivas y formales, son sin duda la mejor vía para construir un México más justo y próspero para todos.

Gracias.

 

0 279

Gustavo de Hoyos Walther, Presidente Nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que la deducción parcial de las prestaciones laborales, avalada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pone en riesgo la viabilidad de estos beneficios para los trabajadores, por el alto impacto económico que ha significado para los empleadores del país.

“Los empresarios de Coparmex estamos en desacuerdo con esta resolución de los ministros, que avala que no sean deducibles el 47% o 53% de dichas prestaciones. Somos respetuosos de las instituciones y el Estado de Derecho y acataremos la resolución, sin embargo manifestamos nuestro desacuerdo con la misma”, señaló de Hoyos Walther.

Detalló que en esta circunstancia los más afectados son los propios trabajadores, dado que disminuye la posibilidad de otorgar prestaciones adicionales a las previstas en ley, “pues se obliga a disminuirlas o no ofrecerlas a nuevos trabajadores, para compensar los efectos económicos que conlleva el actual tope a la deducibilidad”.

De Hoyos Walther precisó que las modificaciones a la Ley del Impuesto Sobre la Renta, vigentes a partir del 1 de enero de 2014, han significado para los empleadores que soportan el trabajo formal del país, un aumento en el costo de la nómina que oscila entre el 5 y el 8 por ciento.

El representante patronal hizo un llamado urgente a los legisladores para que en el marco de la discusión de la Ley de Ingresos 2017 en el actual período de sesiones, se aprueben cambios en la Ley del Impuesto Sobre la Renta, que reconozcan la deducibilidad plena de prestaciones.

“No es posible que en estos momentos difíciles para nuestra economía, se preserven prestaciones de altos funcionarios del sector público e incluso de legisladores, jueces y ministros, con planes benévolos de retiro y seguros, mientras se aplica la restricción fiscal para que los trabajadores reciban prestaciones”, detalló.

“Vamos a buscar a los representantes de los trabajadores para que juntos logremos que todo mexicano que tiene un empleo formal reciba prestaciones legítimas y deducibles en beneficio de todos, los trabajadores y empresas, que son los que sostienen el empleo formal de este país”, finalizó.