etiquetas

0 1564

Hay nuevos datos del Foro de Bienes de Consumo que muestran la reformulación de más de 180 mil productos o bienes de consumo en 2016, mientras que más de 30 mil comunidades del mundo han participado en programas dirigidos por la industria a fin de promover dietas y estilos de vida más saludables. Los datos forman parte del más reciente Informe de Progreso en Salud y Bienestar del CGF, desarrollado junto con Deloitte, el cual detalla la forma en que sus miembros han sumado esfuerzos para sensibilizar a los consumidores y a su personal en todo el mundo para que tengan vidas más saludables.
Los resultados del estudio, actualmente en su cuarto año y manteniéndose como el único sondeo internacional que incluye a minoristas y a fabricantes de bienes de consumo, muestran que:
Más de 180 mil productos han sido reformulados; 75% de los miembros encuestados confirmaron haberlos reformulado. En el caso de las empresas de alimentos y bebidas, los ingredientes eliminados con mayor frecuencia en la reformulación fueron el sodio y el azúcar, mientras que los granos enteros y las vitaminas figuraron entre los nutrientes más agregados. En el caso de las empresas de artículos de higiene y cuidado personal, la eliminación de parabenos fue el principal objetivo de la reformulación.
Se llegó a más de 30 mil comunidades mediante programas de salud y bienestar dirigidos por la industria; 72% de los miembros encuestados manifestaron haberse asociado con otros interesados en la comunidad.
Más de 386 mil escuelas participaron en programas de orientación sobre salud y bienestar.
93% de los miembros encuestados dijeron una “gran mayoría” de los empleados cumplía con los requisitos para los programas de salud y bienestar del personal.
44% confirmó haber recibido consultas del gobierno nacional y/o regional sobre cómo mejorar la salud y el bienestar.
Inspirada en el compromiso de los miembros del CGF de formar parte de la solución a los mayores desafíos actuales de salud y estilo de vida, esta iniciativa impulsada por los miembros contó con el liderazgo de Nestlé y Ahold Delhaize, y el apoyo de algunas de las principales marcas y minoristas de productos de consumo en el mundo.

Participan más empresas que nunca
El número de empresas que aportaron informes en 2016 aumentó más de 30% en comparación con 2015. Con más de 100 empresas miembro reportando sobre la forma en que implementan las Resoluciones y Compromisos de salud y bienestar del CGF, no cabe duda que la industria está adoptando medidas positivas a fin de contribuir al combate de la creciente epidemia de obesidad y el aumento de enfermedades no transmisibles. No obstante, el informe también destaca que queda mucho por hacer para asumir un enfoque integral en toda la industria en lo que corresponde a salud y bienestar, incluidas las empresas de alimentos, bebidas, artículos de higiene y cuidado personal, y para contribuir a la cultura de la prevención.

0 1476

La última investigación del Grupo Hartman muestra que la generación de consumidores nacidos aproximadamente entre 1982 y 2004, los millennials, está reclamando nuevas formas de consumir alimentos sanos y llevar adelante una dieta variada.

Según Hartman Group, 30% de los millennials dijo que los ingredientes orgánicos eran “extremadamente importantes” en comparación con 22% de la generación de los baby boomers.

Además, son los que más atención les prestan a las etiquetas. A pesar de que leen las etiquetas más de lo que suelen hacer otras generaciones, son menos propensos a ser influenciados por afirmaciones como “natural” y “bajo en calorías”. Esa desconfianza se está convirtiendo en una tendencia en la población en general, afirma el estudio, ya que la gente comienza a cuestionar las etiquetas que dicen “orgánico” y “saludable”.

El estudio también revela que esta generación presta más atención a las calificaciones socialmente relevantes, tales como narrativas del producto y las historias del origen del producto.

Además, son más propensos a cocinar y valoran la comida casera. Son parte de un movimiento más amplio hacia alimentos frescos, menos procesados. Ese interés tiende a acompañar las preocupaciones sobre los Organismos Genéticamente Modificados y los alérgenos y las afinidades para los alimentos producidos orgánicamente y fabricados con proveedores locales.

Son más propensos a optar por restaurantes donde pueden personalizar sus pedidos y que tienen opciones orgánicas, saludables y con bajo impacto ambiental. Es un cambio que está teniendo efectos en toda la industria alimentaria a medida que los fabricantes y los minoristas se apresuran a adaptarse al apetito de una generación más joven por alimentos más frescos y saludables.

Otro cambio se da en la forma de consumir. Los consumidores modernos ya no están comprando sus víveres en una sola tienda, dice Laurie Demeritt, CEO de Hartman Group. Al menos 70% de los consumidores estadounidenses están comprando en cinco o más tiendas al mes, y 50% visita dos tiendas por viaje de compras. Algunos minoristas están incluso cambiando las características que parecen integrales a la experiencia de la tienda de comestibles.

Las grandes marcas también están tratando de satisfacer el apetito de esta generación por un alimento más saludable. Están proponiendo nuevos productos como los artículos sin gluten, la eliminación de ingredientes considerados no saludables, la reducción de azucares y sodio, la eliminación de conservantes.