hambre

0 215

El pasado 12 de noviembre se llevó a cabo la segunda edición de la carrera Superama “Corre ConSentido 5K y 10K” en la cual Superama entregó un donativo de ocho millones 332 mil pesos al Patronato Pro Mazahua A.C.

De esta cantidad, ocho millones dos mil pesos fueron canalizados a través de Fundación Walmart de México para combatir al hambre de miles de personas de Campeche, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Michoacán y Oaxaca. Los 330 mil pesos restantes se obtuvieron del total de las inscripciones de la carrera antes mencionada y serán destinados al apoyo de la educación de comunidades vulnerables del país.

“Además de ofrecer a sus clientas productos de gran calidad en sus 94 tiendas a nivel nacional, Superama busca consentirlas con actividades que se apegan a su estilo de vida como la práctica del deporte. Por ello, por segundo año consecutivo organizó la carrera “Corre ConSentido 5K y 10K” donde además de fomentar el esparcimiento familiar, se corrió por una noble causa”, expresó Gabriela Buenrostro, Subdirectora de Comunicación Corporativa de Walmart de México y Centroamérica.
Este año la carrera “Corre ConSentido 5K y 10K” logró convocar a más de tres mil corredores, es decir 30% más respecto a 2016.

0 331

Desde el 7 de febrero y hasta el 5 de marzo, Fundación Walmart de México abre su convocatoria de proyectos sociales para recibir propuestas de que apoyen comunidades en pobreza de zonas rurales y urbanas e impacten en el desarrollo de las capacidades productivas y habilidades comerciales de pequeños productores, así como en el combate contra el hambre. En los últimos cuatro años mediante esta convocatoria, Fundación Walmart de México ha entregado fondos de más de 156 mdp a alrededor de 100 organizaciones de diversos estados del país.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil que decidan participar en la Convocatoria de Proyectos 2017 de Fundación Walmart de México, deberán consultar las bases en la siguiente liga: http://www.walmartmexico.com/convocatoria-de-proyectos-2017

Entre los requisitos para participar en dicha convocatoria se encuentran:

  • Ser una organización sin fines de lucro
  • Inscribir el proyecto en línea en las fechas de vigencia establecidas
  • Enviar un video con imágenes y explicación del proyecto
  • Acudir a las entrevistas presenciales con el equipo de Fundación Walmart de México y/o Comité de Pre-Selección, en caso de ser requerido

“Uno de los compromisos que tenemos en Fundación Walmart de México es la generación de oportunidades para que comunidades del país en situación vulnerable desarrollen proyectos productivos y mejoren su calidad de vida. En este sentido, con esta misma convocatoria el año pasado entregamos más de 34.3 mdp a 19 organizaciones no gubernamentales para distintos proyectos que promovieron la seguridad alimentaria, así como la capacitación de pequeños productores en favor de la producción y comercialización de sus productos”, declaró Antonio Ocaranza, director de Comunicación Corporativa de Walmart de México y Centroamérica.

Los proyectos seleccionados se darán a conocer en agosto de 2017, a través de la dirección de correo electrónico que se registre en el sistema al momento de inscribir el proyecto. Las organizaciones elegidas deberán implementar sus objetivos planteados en un periodo mínimo de un año y máximo de dos, tomando como fecha de inicio del proyecto el mes de agosto del año en curso.

0 311

A pesar de que hoy en día se producen tres veces más los alimentos necesarios para alimentar a toda la humanidad, el hambre y la desnutrición siguen azotando a amplios sectores poblacionales de países de África, Asia y América Latina.

Para visibilizar esta cruel paradoja de nuestro tiempo y fortalecer la lucha contra el hambre y la desnutrición, el 16 de octubre de cada año se celebra el Día Mundial de la Alimentación, instaurado en 1979 por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación).

“La situación es grave porque sí hay alimentos, pero no están bien distribuidos o se desperdician. De acuerdo con cifras de la FAO, alrededor de 30 por ciento de los alimentos se desperdician desde que se producen hasta que llegan a la mesa de los consumidores”, dijo Tihuí Campos, profesora de la licenciatura en Desarrollo y Gestión Interculturales, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Desde el siglo pasado, la situación alimentaria mundial entró en crisis. Ya no se valora como antes a las familias campesinas, que son quienes producen nuestros alimentos, ni importa su origen.

De ahí que uno de los objetivos del Día Mundial de la Alimentación sea concientizar a la gente para que lleve a su mesa alimentos no sólo sanos, sino también con un origen y una identidad; de esta manera se nutrirá mejor e, incluso más, contribuirá a la recuperación del medio ambiente.

“México es uno de los países  en donde el problema de la desnutrición alcanza niveles muy altos. Muchos niños, jóvenes y adultos están desnutridos y/o sufren obesidad severa porque hemos olvidado el origen de nuestros alimentos. Este año, nuestro país se convirtió en el mayor importador de maíz del mundo. Ya desbancó a China en este rubro. Es decir, el país de origen del maíz no consume su propio maíz, sino que debe traerlo de Estados Unidos”, indicó Campos.

Por eso, basados en el punto de vista de la FAO, organizaciones sociales y civiles, y organismos gubernamentales han insistido en que se debe retomar y fomentar la producción familiar de alimentos.

“No importa que la gente de la ciudades no podamos producir todos nuestros alimentos. Sin embargo, si producimos uno, dos o tres, no sólo nos nutriremos más sanamente y estaremos ciertos de su origen, sino también cortaremos las cadenas de distribución y, así, contribuiremos a que baje el consumo de combustibles fósiles, entre otras cosas.”

En opinión de la académica universitaria, una de las tareas fundamentales en esta lucha es inculcarles a los niños la responsabilidad que deben asumir en relación con los alimentos que consumen.

“Es muy fácil ir a la tienda de la esquina y comprarles un refresco y unas papas fritas para calmar su hambre. Pero creo que los adultos debemos enseñarles que lo óptimo es volver a nuestras raíces y comer alimentos sanos producidos por nosotros mismos”, concluyó.