ISR

0 1060

El Presidente de la República anunció diversos cambios en el Gobierno Federal, entre los que destaca el nombramiento de un nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sobre el particular, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) hace un recuento de algunos de las asignaturas pendientes donde la referida dependencia tiene un papel determinante:

1. Crear un Consejo Fiscal Independiente que dote a la política fiscal de una visión de largo plazo y controles institucionales, un compromiso institucional tal y como ya existe en más de 40 países y se ha recomendado a México por organismos internacionales.

2. Impulsar una verdadera Reforma Fiscal que amplíe la base de contribuyentes, facilite la determinación y el pago de contribuciones. Con ello, se harían coincidir la necesidad de fortalecer las finanzas nacionales y mejorar el clima de negocios. La propuesta de reforma, debería de contener, entre otros los siguientes elementos:

a. La reducción de manera gradual la tasa corporativa del Impuesto Sobre la Renta, que actualmente es de 30%, para situarla a niveles equiparables a los de la OCDE, donde la tasa promedio es de 24.66% en 2016.

b. El acreditamiento de la retención del 10% de ISR a los dividendos.

c. La deducción inmediata de inversiones para todos los sectores, con mejores mecanismos para tal propósito.

d. La deducción al 100% de las prestaciones laborales entregadas por las empresas a sus los trabajadores, al igual que las aportaciones efectuadas por las mismas, para la creación e incremento de reservas para fondos de pensiones o jubilaciones del personal, complementarios de los previstos en los sistemas de seguridad social.

e. Ampliación del Decreto de Repatriación de Capitales, que concluyó en octubre y permitió el regreso de 384 mil 712 millones de pesos, generando recientemente, la recaudación por 20 mil millones por concepto de ISR.

3. Diseñar e implementar en el corto plazo, una estrategia integral que permita mantener la competitividad fiscal de México, ante la inminencia de la modificación de la política fiscal en los Estados Unidos de América.

La Coparmex sostiene que en este sexenio sí hay tiempo para avanzar en los temas de la agenda nacional, lo cual es una responsabilidad compartida de los Poderes Ejecutivo y Legislativo Federal. Esperamos la disposición del nuevo Secretario de Hacienda para ello.

0 449

Gustavo de Hoyos Walther, Presidente Nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que la deducción parcial de las prestaciones laborales, avalada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pone en riesgo la viabilidad de estos beneficios para los trabajadores, por el alto impacto económico que ha significado para los empleadores del país.

“Los empresarios de Coparmex estamos en desacuerdo con esta resolución de los ministros, que avala que no sean deducibles el 47% o 53% de dichas prestaciones. Somos respetuosos de las instituciones y el Estado de Derecho y acataremos la resolución, sin embargo manifestamos nuestro desacuerdo con la misma”, señaló de Hoyos Walther.

Detalló que en esta circunstancia los más afectados son los propios trabajadores, dado que disminuye la posibilidad de otorgar prestaciones adicionales a las previstas en ley, “pues se obliga a disminuirlas o no ofrecerlas a nuevos trabajadores, para compensar los efectos económicos que conlleva el actual tope a la deducibilidad”.

De Hoyos Walther precisó que las modificaciones a la Ley del Impuesto Sobre la Renta, vigentes a partir del 1 de enero de 2014, han significado para los empleadores que soportan el trabajo formal del país, un aumento en el costo de la nómina que oscila entre el 5 y el 8 por ciento.

El representante patronal hizo un llamado urgente a los legisladores para que en el marco de la discusión de la Ley de Ingresos 2017 en el actual período de sesiones, se aprueben cambios en la Ley del Impuesto Sobre la Renta, que reconozcan la deducibilidad plena de prestaciones.

“No es posible que en estos momentos difíciles para nuestra economía, se preserven prestaciones de altos funcionarios del sector público e incluso de legisladores, jueces y ministros, con planes benévolos de retiro y seguros, mientras se aplica la restricción fiscal para que los trabajadores reciban prestaciones”, detalló.

“Vamos a buscar a los representantes de los trabajadores para que juntos logremos que todo mexicano que tiene un empleo formal reciba prestaciones legítimas y deducibles en beneficio de todos, los trabajadores y empresas, que son los que sostienen el empleo formal de este país”, finalizó.