omnicanalidad

0 147

El 18% de los consumidores están dispuestos a cambiar de marca por un mejor servicio.

El barista sabe que quieres un café grande, sin crema y dos de azúcar; la plataforma de entretenimiento te recomienda series que te pueden gustar; tu tarjeta de crédito sabe cuándo se realiza una compra extraña con tu cuenta.   La personalización en los servicios actualmente es el diferenciador de las empresas y marcas más exitosas a nivel mundial.

A los consumidores les gusta que recuerden sus peculiaridades, gustos y preferencias, poco a poco exigen más a sus proveedores de servicios. De acuerdo con la encuesta de CCW Digital en el 2017, el 18% de los consumidores están dispuestos a cambiar de marca por un mejor servicio. La personalización, inmediatez y las recomendaciones en el servicio generan sin duda una mejor experiencia en el cliente.

Actualmente, si el consumidor no es atendido o no recibe lo que espera, de inmediato busca las vías necesarias para expresarlo en forma de queja e inconformidad y acto seguido, buscará también otros canales para obtener el servicio o producto que desea. De ahí, la importancia para que las marcas cuenten con procesos y herramientas que permitan tener a la mano la información necesaria del cliente para poder atenderle en cualquier canal (sucursal, quiosco, red social, chat, teléfono, mensajes de texto, etc.), para generar una experiencia consistente en cualquiera de estos canales. En otras palabras, la Omnicanalidad.

La atención omnicanal genera interacciones por distintos canales que son equiparables y que incluso permiten al usuario intercambiar de plataforma sin que la interacción o conversación se interrumpa. A partir de herramientas estadísticas, la atención omnicanal, analiza las referencias, gustos y necesidades del cliente, lo cual permite anticipar y sobrepasar sus expectativas, lo que se traduce en una experiencia óptima con un fortalecimiento de la relación entre la marca y sus consumidores, haciendo su relación más cercana, sólida y orgánica.

El análisis de estos datos recopilados por las empresas, llamado Business Intelligence, permite:

  • Mejorar la toma de decisiones
  • Reducir tiempos de compra
  • Mejorar la efectividad
  • Mejor planificación con importantes ahorros de tiempo
  • Generar leads

Las empresas ya están sintiendo la transformación e impacto de estas nuevas formas de comunicarse con el cliente; sin embargo, no todas las marcas aprovechan la información que proporciona la omnicanalidad, de forma eficiente. Según el estudio The Information Generation: Transforming The Future, Today.

  • El 49% de las empresas reconoce que no sabe cómo convertir sus datos en información útil
  • Del 51% que sí sabe cómo convertir sus datos en información útil, solo el 24% considera que tiene buenas prácticas a la hora de procesar y analizar la información.

Los clientes no son cifras, son personas con alta expectativa de servicio y tiempos de entrega cortos. Las personas ya no sólo buscan el producto en sí, también buscan la experiencia personalizada que existe detrás la compra. Por ello, para brindar la atención que solicitan, las marcas deben elegir un buen aliado en la implementación de procesos y plataformas omnicanal que sea capaz de:

  • Identificar necesidades en cada etapa del viaje del cliente, conocido como “customer journey”
  • Centrarse en la experiencia del consumidor y utilizar las plataformas como el canal
  • Facilitar al cliente el acceso a la información
  • Adecuada selección e integración de medios de pago
  • Satisfacer y retener a los clientes
  • Procesos complementarios eficientes (entrega, aclaraciones, programas de lealtad, etc.)

0 356

En los últimos años, el retail ha demostrado ser un sector innovador que permite palpar el consumo y pulso de la economía mexicana. Además, fabricantes y cadenas comerciales que integran la industria, están viviendo grandes disrupciones para mejorar sus procesos logísticos, eficientar los medios de pago y ganar la preferencia del consumidor.

Desde el cambio vivido hace más de 30 años en donde se dejó de teclear el precio de un producto en la máquina registradora para escanear un código de barras; pasando por el uso de chips de radiofrecuencia (RFID) para identificar productos de alto valor y evitar la piratería; hasta el desarrollo de aplicaciones móviles, plataformas de comercio electrónico y experiencias de realidad virtual y aumentada para adquirir artículos a un solo clic de distancia; son algunos ejemplos de la evolución que ha experimentado el sector detallista.

Ante un panorama económico retador y de grandes oportunidades de negocio, los fabricantes y retailers buscan entregar una atractiva propuesta de valor para cautivar al consumidor, el cual se encuentra inmerso en un entorno omnicanal y busca una experiencia de compra satisfactoria sin importar si adquirió sus productos vía internet, aplicación móvil o en el punto de venta.

En las crisis económicas, un consumidor más informado busca dónde gastar de mejor manera su dinero, por lo que las tendencias tecnológicas, la transformación digital (DX) y el comercio electrónico estarán a la orden del día. Pero, ¿cómo lograr un retail más inteligente que responda ágilmente a los retos impuestos? Una de las respuestas se encuentra en la implementación de la inteligencia artificial (IA).

La premisa de integrar IA como parte  de la estrategia digital, operacional y de servicio al cliente del sector detallista, es cambiar los problemas en oportunidades, capitalizar los datos, rediseñar la cadena de suministro, transformar las experiencias del consumidor y enriquecer las relaciones marca-consumidor.

Alrededor del mundo existen ejemplos de la aplicación de la inteligencia artificial en el retail:

  1. Amazon utiliza algoritmos de machine learning para analizar y crear tendencias de moda.
  2. The North Face, tienda especializada en ropa invernal y equipo para montañistas, lanzó en línea una experiencia de compras interactiva potenciada por Watson de IBM, donde los clientes pueden dialogar con el sistema y recibir recomendaciones.
  3. En Estados Unidos, Walmart usa una app móvil para “escanear y comprar” y la gente evite filas para pagar.
  4. Levi’s implementó chatbots para auxiliar al cliente a encontrar los jeans perfectos.
  5. Macy’s probó una aplicación que da respuesta a preguntas relativas a cada punto de venta (stock, ubicación de productos, marcas, probadores, etc.)
  6. En China, la tienda online JD inauguró su primer establecimiento sin personal llamado D-Mart, el cual ofrece el confort los marketplaces en Internet dentro de una tienda física. El local utiliza anaqueles, mostradores, pasillos y cámaras inteligentes, así como sensores, señalización digital y cajas autónomas para simplificar el pago.

Por otra parte, aplicar la inteligencia artificial a la analítica de datos del retail, permitirá a los diversos formatos (tiendas de autoservicio, conveniencia, departamentales y especializadas): pronosticar la demanda de artículos, realizar estrategias de marketing y publicidad dinámica, automatizar el departamento de compras y gestionar almacenamiento e inventarios, entre otras tareas.

En términos del consumidor, con IA el retailer podrá analizar su comportamiento y ticket de compra promedio, así como identificar al cliente omnicanal vía la vinculación de la persona que visita la tienda física con la que compra en línea y redes sociales.

Según el informe “Global Powers of Retailing” de Deloitte, las tendencias detallistas en 2017 se centraron en el arte y la ciencia del servicio al cliente, ya que las tecnologías exponenciales como IA, robótica, sensores y realidad virtual (VR), están cambiando la manera de vivir y comprar. Se esperan los mismos efectos al adoptar, a gran escala, la realidad aumentada (AR), impresión 3D y hologramas, entre otras tecnologías.

En tanto, cifras del estudio “2017 Retail Vision Study” de Zebra Technologies muestran que en 2021, 70% de los retailers mundiales invertirán en Internet de las Cosas (IoT), 68% adoptará tecnologías de aprendizaje automático o plataformas cognitivas y 57% automatizará sus procesos. Retail Dive compartió en diciembre pasado que para 2019, cerca del 40% de los minoristas desarrollará una arquitectura de experiencia del cliente en IA, lo que generará más conversaciones y aumentará 25% sus ganancias gracias a mayor personalización.

En lo que respecta a México, se estima que las cadenas comerciales realizarán este año una inversión de 3 mil 100 millones de dólares y una parte será destinada a sistemas y tecnología1. Esto da algunas pistas sobre la importancia que tiene para retailers como Walmart, La Comer y Liverpool, apostar por la innovación logística, comercio electrónico, estrategias digitales, apps y experiencia del consumidor.

Alan Turing, matemático inglés considerado uno de los padres de la computación moderna mencionó: “Sólo podemos ver poco del futuro, pero lo suficiente para darnos cuenta de que hay mucho que hacer”. De esta manera, la inteligencia artificial nos ha mostrado destellos de su gran potencial en el retail y formará parte de la vida diaria de los consumidores. Los retailers que implementen IA en sus operaciones, procesos y servicio al consumidor, liderarán el mercado.

1Fuente ANTAD

 

Por: Mario de Agüero, Director General de GS1 México

mdeaguero@gs1mexico.org

@GS1_Mx

0 346

Mucho se ha dicho sobre las preferencias de la Generación Z en cuanto a sus experiencias de compra en tiendas físicas, pero un reciente estudio de la National Retail Federation (NRF) y el IBM Institute for Business Value sugiere que los minoristas que no integren servicios móviles y online en sus tiendas podrían perder su ventaja en este segmento demográfico.

“¿Qué quieren realmente los clientes de la Generación Z?” encuestó a 15 mil 600 consumidores de entre 13 y 21 años de 16 países de todo el mundo, incluyendo los mercados consolidados, como Estados Unidos, Reino Unido y Japón; y los mercados en crecimiento, como son los de Brasil, India y China.

El estudio descubrió que el 67% de los “Gen Zers” compran en tiendas físicas “casi siempre”, porcentaje que supera tres veces al 22% que dijeron comprar online con la misma frecuencia. Esta preferencia ya ha sido bien documentada por un informe de Accenture publicado en marzo de 2017, que reveló que el 60% de los consumidores de la Generación Z que fueron encuestados mundialmente preferían las tiendas físicas.

Sin embargo, el informe de Accenture también predijo que las compras hechas directamente a través de redes sociales pasarían a dominar los hábitos de compra de los “Gen Zers” y, aunque el estudio de NRF e IBM está de acuerdo en que estas plataformas móviles y online son importantes, también da cuenta de que no lo son tanto como los canales físicos en sí mismos.

En efecto, este nuevo informe indica que la Generación Z está más interesada en hacer uso de lo digital y las tecnologías sociales para crear una experiencia de compra en tienda más cohesiva y cómoda. El 52% de los encuestados, por ejemplo, afirmaron que usan sus smartphones cuando compran en tiendas para comparar el precio de los productos con los de otros minoristas, y el 51% indicó que lo usan para encontrar cupones, descuentos o promociones.

Un 73% declaró usar sus teléfonos móviles para interactuar en redes sociales mientras están en una tienda, con un 46% utilizando estas plataformas para decir a familia y amigos que están de compras, y un 47% enviando mensajes o fotos pidiendo consejo sobre qué productos comprar.

Un camino interesante para los minoristas que quieren atraer clientes de la Generación Z es aprovecharse de estas interacciones, pero el informe también alerta sobre los aspectos negativos de invertir en “la tecnología por la tecnología: Más que comprar a través de sofisticadas herramientas y dispositivos, los Gen Zers prefieren un tipo de tecnología que les empodere y añada valor directo. Las marcas tienen que considerar esto cuidadosamente cuando inviertan en nuevas o ya existentes tecnologías”, aconseja.

La Generación Z es también muy exigente en cuanto a la calidad de estas tecnologías y respecto al hecho de que conecten las unas con las otras. El 51% de los encuestados afirmaron que poder cambiar fácilmente de plataforma es un aspecto importante para ellos, mientras que el 62% declaró que no usarían aplicaciones que sean lentas. El 60% indicó que rechazan usar aplicaciones u otras plataformas online que sean complicadas.

Cuando se les preguntó sobre cuál sería la tecnología de compra que les gustaría ver desarrollada en el futuro, los encuestados dieron prioridad de forma casi unánime al desarrollo de servicios que mejoren la comodidad o que ofrezcan una customización del producto. El 54% dijo que les gustaría disponer de herramientas que les permitan probar el producto en tienda, mientras que un 48% espera una tecnología que les permita customizarse los productos y un 42% quisiera poder diseñar productos que luego sean impresos en 3D in situ.

Este deseo de personalización también juega un papel importante en las expectativas que tienen los “Gen Zers” sobre el servicio, particularmente en los mercados en crecimiento, donde un 54% de los encuestados valora una experiencia de compra personalizada, en comparación con el 43% en mercados consolidados.

Curiosamente, el 54% de los encuestados en mercados en crecimiento afirmaron sentirse incómodos compartiendo sus datos personales con compañías a fin de asegurar una experiencia de marca customizada, una cifra que baja al 41% en mercados consolidados. Sin embargo, el número asciende al 61% a través de todos los mercados cuando se les aseguró que sus datos serían protegidos debidamente, y un 54% del total de encuestados expresó el deseo de mantener el control sobre la información que comparten.

Con todo, los integrantes de la Generación Z son consumidores con conocimientos sobre tecnologías y, si bien están preocupados por la segurdad online, tienen altas expectativas en cuanto a la calidad de las plataformas digitales que usan. Los minoristas acertarían en invertir en tecnologías que aumenten de forma personalizada la experiencia de compra de este segmento de clientes que aún realiza la mayor parte de adquisiciones en tiendas físicas. Por otro lado, los minoristas no deben subestimar a los “Gen Zers” implementando dispositivos efectistas o mediante intentos de segunda en la aplicación de multiplataformas integradas.

El informe completo de “¿Qué quieren realmente los clientes de la Generación Z?” está disponible para descarga en la página web de NRF.

 

Con información de Fashion Network

La cadena incursiona en el servicio de celular.

A finales de mayo, Soriana lanzó su servicio de telefonía móvil bajo la figura de Operador Móvil Virtual (OMV), llamado Soriana Móvil, el cual está pensado en las amas de casa para que puedan aprovechar el programa de lealtad que ofrece la tienda.

Rafael Castelltort, Director de Comercio Electrónico de Soriana, informó acerca de este servicio, el cual arrancó en 20 tiendas, 10 en la Ciudad de México y 10 en Monterrey, todo con el objetivo de llegar a las 830 tiendas del consorcio y a las 130 tiendas de conveniencia que manejan. El objetivo de Soriana es contar con 700 mil o un millón de usuarios de telefonía celular en cinco años.

“Nuestro programa de lealtad es uno de los más grandes del país, tenemos nueve millones de personas interactuando y generando puntos que se pueden cambiar por productos en tienda y esto lo llevaremos a la oferta móvil”, explicó el directivo.

0 649

Se llevó a cabo la presentación de la 4ª edición del Hot Sale en las oficinas de Google México, en la Ciudad de México, que se realizará del 29 de mayo al 2 de junio.

El Hot Sale es una iniciativa creada en 2014 con el objetivo de expandir el conocimiento y beneficios de la compra en línea a nivel mundial, donde las empresas detallistas con presencia en línea, ofrecen descuentos exclusivos y productos destacados coordinados a través de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).
En la conferencia de prensa estuvieron presentes Raúl Rendón Montemayor, Director General de Innovación, Servicios y Comercio Interior de la Secretaría de Economía; Vicente Yáñez Solloa, Presidente Ejecutivo de la ANTAD; Eric Pérez-Grovas, Presidente de la AMVO; Philip Behn, Vicepresidente eCommerce de Walmart México; Blas Caraballo, Director General Paypal México; María Teresa Arnal, Directora General Google México; José Antonio García Trejo, VP Business Development Supply Chain de DHL.
Vicente Yáñez destacó que eventos como el Hot Sale contribuyen al comercio formal, ya que ahora 6 de cada 10 empleos son informales, por lo que con este tipo de iniciativas se fomenta la economía sostenible.
Para esta nueva edición, AMVO se asoció con Televisa, para hacer una campaña de comunicación masiva en la cual se desmitifican ciertos miedos que la población en general tiene sobre las compras en línea, como la seguridad de los datos, la entrega de los productos, las formas de pago y disponibilidad de productos.
Asimismo, durante la conferencia de prensa se mencionaron algunas recomendaciones para los retailers que participarán en el Hot Sale como crear estrategias de comunicación por edades, ya que sólo 13% de los jóvenes de 18 a 24 años conocen el evento. Hacer pruebas de velocidad de sus sistemas, optimizar uso de base de datos. Comenzar con campañas de branding tres semanas antes para asociar la marca. Visualizar los públicos objetivos, ya que los adultos mayores de 35 años son los que compran más electrónicos y es la principal categoría en valor, mientras que los jóvenes menores de 35 prefieren más ropa y calzado y es la categoría que domina en número de artículos comprados.

En 2016, el Hot Sale registró cifras importantes como:
1 200 millones de pesos en ventas
21% de nuevos compradores en Internet
3 mil 113 pesos en ticket promedio

Por Luz Torrijos